Cómo escoger el mejor nombre de dominio para tu web

¿Cómo elegir un buen nombre de dominio para que sirva como referencia natural de un producto o servicio?

¿Cómo elegir el mejor dominio?

Lo primero que tienes que saber es que un dominio está compuesto de dos partes, el nombre y la extensión, por ejemplo dominios.es, donde “dominios” es el nombre y “.es”, la extensión. En este artículo, para elegir nuevos dominios y que sean los mejores, nos centraremos en las dos partes del domino, estudiándolas a fondo y así, poder entender de una vez como crear un domino bueno, ya que esté será el primer paso para que puedas posicionar tu página web o negocio online.

 

El nombre

La elección del nombre de tu web, no es algo aleatorio o simplemente un nombre bonito, lo primero que debes hacer para elegir el nombre es hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué quiero conseguir con mi web? Y esto, debe quedar reflejado en el nombre de tu dominio. A esta pregunta se le puede dar respuesta con la ayuda de tres tipos de dominios, como son dominios de palabras clave, dominios locales y/o dominios de marca. ¿Pero qué son estos dominios?

 

Palabra o palabras clave

Para el registro de dominios nuevos puedes hacerlo mediante las palabras clave, viendo las palabras que la gente inserta en los buscadores, mediante páginas webs que analizan constantemente las palabras más buscadas, como por ejemplo son semrush.com o keywordtool.io. Poner de nombre de tu dominio una palabra clave es una buena idea ya que Google lo verá como algo bueno y te ayudará a posicionarla ya que tu página web habla o está relacionada con esa palabra. Por ejemplo, si tu web está relacionada con dominios, búsqueda de ellos o para comprar dominios una buena opción sería poner esta palabra clave, dominios.es y así no solamente Google lo posicionará mejor sino que también la gente que quiera buscarlo y recordarlo le será más fácil.

 

Dominio local

La creación de nuevos dominios también puede hacerse teniendo en cuenta si estás ofreciendo un servicio local o si tu página web va dirigida solamente a un área específica de población o a una determinada zona geográfica. Por ejemplo imagina que tienes una página web dónde ofreces comida para perros y tu tienda física está situada en Madrid, por lo tanto un buen nombre para tu página sería comidaparanimalesmadrid.es, de esta forma le estamos diciendo a Google y a quién visita nuestra web que tu dominio está geolocalizado, es decir, que se encuentra en una determinada área geográfica.

 

Dominio según la marca

El registro de dominios también se puede hacer buscando el nombre a partir de la marca, es decir, la marca del producto que vendas, del que informes o incluso tu propia marca personal.

Una vez sabes esto, puedes crear el nombre de tu web de dos formas, utilizando un método de estos presentado (palabra clave, local o marca) o combinarlos entre sí, ya sea entre los tres o entre dos. Debes sacar varias opciones y no quedarte solamente con la primera ya que cuando vayas a registrar tu dominio puede que te encuentres con la sorpresa de que ya existe y tengas que elegir otro que también te represente y sobretodo dé respuesta a la pregunta que realizábamos antes de qué quieres conseguir con tu web o básicamente cuál es tu objetivo.

Esto último de cuál es tu objetivo, es lo más importante, toda la elección se basa en esto, ya que el nombre lo puedes crear de la mezcla de estos tres conceptos dependiendo a qué quieras dedicar el sitio web, por ejemplo, si tienes una marca lo más importante es que te centres en el dominio según marca, pero si esa marca además está localizada en alguna comunidad autónoma, provincia o pueblo puedes unir el dominio según marca con el dominio local. También decir que hay que tener cuidado a la hora de mezclar y saber que es lo más importante de las tres y cuál nos interesa más, ya que si por ejemplo tu nombre lo haces según marca y palabra clave, y ves que no aporta demasiado alguna de las dos y hace el nombre demasiado largo sería mejor cambiarlo y pensar otra, ya que también te interesa un nombre que sea fácil y rápido de recordar por la mayoría de personas que lo escuchen o vean.

Por último, antes de pasar a ver cuál es la mejor extensión, decir que si aun así estás perdido y no encuentras el nombre porque el que quieres no está disponible, puedes probar poniéndole sufijos como web, net, vip, etc. Estos no modificarán apenas el posicionamiento y podrás contar con el nombre que deseabas, por ejemplo supongamos que dominios.es existe, podríamos llamarle dominiosweb.es.

 

La extensión


La extensión es igual de importante que el nombre del dominio ya que no sólo pueden ser de diferentes tipos, sino que estas te ayudarán a hacer combinaciones de palabras clave con el nombre y así posicionar mejor nuestra web.

Existen dos factores a tener en cuenta en cuanto a extensión, estos son dominios genéricos o globales como son el .com, .net, .online, .org, etc y los territoriales o geolocalizados como el .es para España o .mx para México. Para saber si un dominio es geolocalizado o no, puedes verlo en la mayoría de registradores de dominio, pero si no también puedes verlo en el Google Search Console.

Pero esto no es todo lo que se puede hacer con la extensión, no sólo te vale para guiar tu página web hacia un determinado territorio o hacerla global, además puedes crear un dominio que sea una palabra clave en sí. Por ejemplo supón que tienes una página de venta de artículos de bellas artes a través de internet y quieres llamarle materialbellasartes.com, pero vemos que esta existe, pues en vez de probar con sufijos que sería alargar el nombre del dominio demasiado, podrías probar a poner una extensión diferente, que se complemente con el nombre, que esté relacionada con lo que se hace en la página web y que todo el dominio forme una palabra clave o keyword en sí, poniendo por ejemplo materialbellasartes.online, de esta manera sigues utilizando el mismo nombre y además utilizas una palabra clave que ya tiene búsquedas como es material bellas artes online.

Otra forma de utilizar las extensiones sería poniendo un nombre seguido de una extensión que a priori no tenga sentido como búsqueda única pero que al añadir una palabra clave en la url, cobre sentido el dominio, como por ejemplo significado.de, este dominio tal cual no es una palabra clave, pero si en la url añadimos “las matemáticas” quedando significado.de/lasmatematicas si tiene sentido como palabra clave, la cual si tiene más búsquedas.

También se puede utilizar esto último explicado para hacer un dominio el cual, el nombre más la extensión sea una palabra clave en sí, pero que además al añadir algo más a la url también sea una palabra clave, por ejemplo materialbellasartes.online es una palabra clave, pero si le añadimos materialbellasartes.online/pinceles existen dos palabras clave en el mismo dominio, una es material bellas artes online y la otra es material bellas artes online pinceles.

Por último, destacar que si te quieres enfocar o dirigir hacia un público geolocalizado y en el nombre de nuestro dominio has puesto una palabra geolocalizada como Madrid y una extensión global, no hay problema ya que Google traerá gente tanto de Madrid como de otros lugares de habla hispana.

 

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y seguro que si sigues estos pequeños pasos encontrarás el mejor dominio que haga que te posiciones pronto.